London

La noche que  pasé

No había forma de desperezar el cuerpo

Haber quedado  agujereada por el estrés

Atender a que la angustia se fuera sola

Escuchar que me digas: tranquila madre

Tranquila

Tu voz en la inmensidad de la noche

Todo lo transporta           Todo lo mueve

Y en el movimiento el péndulo atroz del tiempo

Nada pasará nuevamente        No será la primera vez

¿Te pasearás por las calles de las canciones?

¿Existirán esos lugares, hijo?

Seguro      Pausado      Como siempre

Nada lo aterra

Ni mi sospechada muerte

Cómo fuera yo esa paz        Ese sueño

Tranquilo

Un viaje más        Un mar infinito de distancia

Tranquilo

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s