Veinticuatro horas y un poco más

“Estúpida” me decías, muy bajito, cuando a mí se me llenaban los ojos de lágrimas, cuando veíamos algo juntas, cuando te contaba o me contabas algo muy tierno, y luego largábamos a reír. Era cierto amor, yo no debía llorar o soltar las lágrimas tan pronto, debía aprender a sentir más despacio todo…otras veces cuando juntas conversábamos de la profundidad de esta vida, también llorábamos y alguna vez dejábamos que corra el llanto para limpiarnos, otras veces, yo te decía a ti “no llores más, o llora Felipito Tacatún, y otra vez aparecía la palabrota que yo decía o tú decías”, solo para ayudarnos. Hoy me he repetido que estas 24 horas que faltan para que viajes tan largo, que revises tu maleta, que veas qué falta, que veas también cómo está todo en casa, que abraces a tu hermanito, que te abrace el mayor con toda su alma (ahora que no estoy), no debo llorar porque tú estás feliz, te vas feliz, fuerte y segura, llena de planes e ideas, llena de ganas y de esfuerzo, me he repetido que te vas a una ciudad hermosa, que debo visitarte y colocar alguna plantita en tu ventana. Me he repetido que no hay que preocuparse, sino ocuparse…que ocuparé mis horas en trabajo para conversar por la noche contigo o cuando tengas fuerzas y ganas, que esperaré tus historias, que regaré las macetas y cuidaremos de Leia porque tú la amas, que cuidaré tus cosas, tus dibujos y libros… Y que espero, por el otro lado, descubran tu brillo, tu lealtad, tu inteligencia…así como por acá la mostraste a diario.

Me he repetido: Va a contarte todos los detalles. Mirarás por sus ojos la calle. Solo la rodeará gente buena, ella sabe elegirla. Trabajará mucho, estudiará y develará sus sueños. Paseará por el viejo continente, se encontrará con amigos, la van a engreír un poco, y ella será amable y buena como lo es siempre. No renegará, o por lo menos tendrá paciencia con los que no concuerden con ella. Buscará la forma de mediar o de negociar. Le hará bien a muchos, tanto, que luego la extrañarán. Entonces solo un abrazo nos reunirá, y pasará eso que siempre pienso cuando abrazo a los que amo, un poquito de ti traspasará la piel y un poquito de mí te dejaré en el corazón.

Con cuidado mi ‘mosquetera’, atenta y en guardia.

Te veo pronto, muy pronto. Te amo.

Enviado desde mi iPad

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s