escribir y sale espuma

Todos estos días caminaré de puntas, con ganas de no hacer ruido, con el deseo de que no pase nada, todo quede igual y siga con esta vida, como quien le saca el jugo a una naranja y se quede con la cáscara delgada e insípida, la bote a un costadito y se tome en un respiro ese maravilloso sabor. Hoy nos preparé jugo de naranja, no lo colé y cuando ibas a preguntarme, se cruzaron nuestros ojos y lo tomaste en silencio, rapidito. He descubierto que guardas mis mejores secretos y que te cuelgas de ellos con esa mirada hermosa, y aguda. La mirada del pícaro, del pequeño, del inexperto y pequeño saltamontes. Qué sería de mí sin ti, qué sería de estas horas, este calor, las tareas y mis mañanas con tu cuerpito tibio al lado. Qué sería de tu padre que adora cada uno de tus gestos. Qué sería de él sin mí-también lo he pensado, qué sería de tu hermana y de tu hermano mayor. Qué haría sin ellos, cómo sería mi norte, adónde apuntaría.

Me quedo con el aire que respiro.

Me quedo con ese aire hasta que aguante.

Este cuerpo es terco-felizmente.

Allá ustedes,

yo no soy sin mí

sin la corriente que pasa por mis dedos

sin la risa con la que suelo despertar

sin la nostalgia frente a algunas canciones y películas

no soy.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s